NUEVA LEY DE ALQUILERES: BENEFICIOS IMPOSITIVOS GANANCIAS. NUEVA DEDUCCIÓN

Se establece la creación de una nueva deducción general incorporándose un inciso k) al artículo 85 de la ley del impuesto a las ganancias que será del 10% del monto total anual de alquileres de inmuebles cuyo destino sea casa-habitación.

Dicha deducción la podrán realizar ambas partes, tanto locador como el locatario, sin perjuicio de las otras deducciones que existan.

Es importante destacar que al tratarse de una deducción general no puede generar quebranto y es computable contra la renta neta de primera, segunda tercera y cuarta categoría. O sea, no se imputan contra una fuente determinada.

Asimismo, lo interesante es que la deducción es del 10% del total de los alquileres del año, sin especificar si se trata de conceptos devengados o pagados. Ello por cuanto las deducciones generales se imputan (deducen) en el ejercicio en que se hayan cancelado. Sin embargo, por la redacción se entendería que se refiere a los alquileres devengados en el año fiscal.

Por otra parte, en el caso del locador resulta llamativo dado que también podrá deducir el 10%, siendo para él un concepto que en realidad no representa un gasto sino más bien un ingreso.

Con relación a la vigencia de la ley de alquileres hay que tener presente que será desde el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial y resultará de aplicación para los ejercicios fiscales 2023 y siguientes.
 
¿Qué beneficios establece la nueva ley de alquileres con relación al régimen simplificado para pequeños contribuyentes (monotributo)?

En cuanto al régimen simplificado para pequeños contribuyentes (monotributo) se establecen las siguientes modificaciones:

1. Se estipula que en el caso de la actividad de locación de inmuebles, siempre que los contratos estén registrados, se considera como una sola unidad de explotación, independientemente de la cantidad de propiedades afectadas a la misma.

A estos fines recordemos que unos de los requisitos para estar adherido al régimen simplificado, entre otros, es la de no poseer más de tres unidades de explotación. En este sentido, el artículo 2, inciso e) del Anexo de la ley de monotributo -ley 26565- regla que será condición para ser considerado pequeño contribuyente, entre otros, que los sujetos no realicen más de tres actividades simultáneas o no posean más de tres unidades de explotación.

En este marco, el art. 27 del decreto 1/2010 reglamentario del régimen dispone que:

“Art. 27 - A los fines de la exclusión prevista en el inciso g) del artículo 20 del ‘Anexo’, los pequeños contribuyentes no deberán tener más de tres (3) fuentes de ingresos incluidas en el régimen, correspondiendo entender como tales a cada una de las actividades económicas o a cada una de las unidades de explotación afectadas a la actividad. En consecuencia, para determinar las fuentes de ingresos, se deberán sumar en primer término las unidades de explotación y posteriormente las actividades económicas desarrolladas, en la medida en que por estas últimas no se posean unidades de explotación”.

Adicionalmente, el art. 17 regla en su parte pertinente:

“Unidad de explotación: entre otras, cada espacio físico (local, establecimiento, oficina, etcétera) donde se desarrolle la actividad y/o cada rodado, cuando este último constituya la actividad por la cual se solicita la adhesión al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (RS) (taxímetros, remises, transporte, etcétera), inmueble en alquiler o cada condominio comprendido en el primer párrafo del artículo 5 de este reglamento del que forma parte el pequeño contribuyente”. (El resaltado en negrita es nuestro).

Por consiguiente, con la nueva ley de alquileres ya no se considerará a cada inmueble como unidad de explotación, sino a todos en su conjunto.

No obstante, deberá observa para el conjunto de inmuebles en alquiler el límite ingresos brutos para no quedar excluido, conforme lo esboza el inciso a) del art. 20 de la ley de monotributo.

2. Los ingresos provenientes exclusivamente de la locación de hasta 2 inmuebles estarán exentos del pago del monotributo.

A estos fines, recordemos que la actividad de alquiler de inmuebles es una renta pasiva. Por ende, estaba excluida del componente previsional, pero no del componente impositivo. No obstante, con las modificaciones expuestas y en los casos señalados, tampoco abonarán el componente impositivo.

Con relación a la vigencia de la nueva ley, hay que tener presente que será desde el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial y resultará de aplicación para los ejercicios fiscales 2023 y siguientes.

Fuente: Iprofesional

ver adjunto
NUEVA LEY DE ALQUILERES: BENEFICIOS IMPOSITIVOS GANANCIAS.  NUEVA DEDUCCIÓN
NUEVA LEY DE ALQUILERES: BENEFICIOS IMPOSITIVOS GANANCIAS.  NUEVA DEDUCCIÓN
NUEVA LEY DE ALQUILERES: BENEFICIOS IMPOSITIVOS GANANCIAS.  NUEVA DEDUCCIÓN